Suscribir: Mensajes | Comentarios

leader

DÍA DEL PÁRROCO

Comentarios desactivados en DÍA DEL PÁRROCO
DÍA DEL PÁRROCO

El sábado celebramos el día del Cura Párroco, y nuestro Párroco el Padre Enrique Meyer nos decía en su homilía, que el pan de vida que es la Eucaristía, ese pan de los Ángeles, que estaba ya simbolizado por el Maná, que Dios entregó al pueblo de Israel, para que pudiera caminar por el desierto, y llegar a la tierra prometida. – dijo- que la Eucaristía va a ser nuestro alimento espiritual, ya que como dice Jesús, no tenemos que buscar solamente el alimento para nuestro cuerpo, sino también para nuestro espíritu, la Eucaristía va a ser ese alimento que ilumina y fortalece a nuestro espíritu, y que es el mismo Jesucristo, porque él dijo “Yo soy el Pan de vida, el que viene a mi jamás tendrá hambre, y el que cree en mí jamás tendrá sed”, se está refiriendo a ese alimento espiritual, que va a ser Jesucristo para cada uno de nosotros, si creemos en él, nuestra vida va a tener nuevo sentido, si seguimos sus enseñanzas, vamos a ir renovándonos constantemente por el camino de salvación, Él nos va a dar las fuerzas para atravesar por el desierto de la vida, hasta que lleguemos a la Fiesta de nuestra salvación.
Nos dijo que: Jesús el buen pastor, siempre se compadeció de todas las personas, principalmente de los más pobres y los más necesitados, de los que sufrían, de los enfermos, poseídos, endemoniados, y él vino a liberarnos a nosotros, de todas esas cosas que nos oprimen, y nos destruyen.
Y el Cura Párroco, tiene que ser también un buen pastor en su comunidad, que tiene que guiar al pueblo cristiano por el camino de la salvación que tiene que ir en busca de la oveja perdida, que tiene que acudir allá donde más se le necesita, donde más sufren.
Por eso vamos a pedir al señor, que él nos ilumine siempre con su palabra, que nos conceda buenos y santos sacerdotes, que puedan orientar al pueblo cristiano, para que nos puedan mostrar el camino que lleva a la salvación. Y que derrame sus bendiciones, sobre esta comunidad parroquial, para que estemos cada vez más unidos, y sigamos un proceso de conversión, y de maduración en nuestra fe, y nos acerquemos a Jesús, con toda confianza, para que dé un sentido nuevo a nuestra vida, él nos muestre el camino, y que él sacie todas nuestras inquietudes y nuestras ansias, y nos dé el alimento para nuestro espíritu y sacie toda nuestra sed de salir al encuentro del Señor. 

468 ad

Los comentarios están cerrados.